post

Las Finanzas Personales son Personales

97 Flares Buffer 36 Twitter 5 Facebook 42 LinkedIn 10 Google+ 4 Pin It Share 0 97 Flares ×

Una de las cosas más bonitas de las finanzas personales es que todos somos diferentes, y tenemos necesidades distintas. Nuestra forma de pensar y de sentir es única e individual.

Por eso las finanzas personales son eso: personales. Desde luego: siempre hay principios universales, pero no hay reglas y consejos que funcionen para todos.

A veces cuando las personas me escriben, y me preguntan si les conviene tal o cual cosa sin darme mayores detalles, tengo que contestar: depende.

Algunos se enojan, pero en realidad es la mejor respuesta que puedo darles.

Sería muy sencillo para mí dar una respuesta más concreta, pero sería irresponsable ya que no conozco su situación personal y sus necesidades. Porque las finanzas personales son personales.

Las Finanzas Personales son Personales: Algunos Ejemplos

Para muestra basta un botón. A continuación incluyo para ustedes algunas de las preguntas que me han hecho recientemente, así como las respuestas que he tenido que dar, que nos permitirán darnos cuenta de que las finanzas personales son, nada más y nada menos, personales.

¿Me conviene invertir en bolsa?

Depende. Si tu horizonte de inversión es de largo plazo (más de cinco años) seguramente sí, pero siempre en un porcentaje que tome en cuenta tu tolerancia al riesgo.

¿Qué banco me recomiendas?

Depende de tus necesidades y de lo que busques. Hay personas que quieren un banco que tenga muchos cajeros, para no pagar comisión por retirar en un cajero de otro banco. Otros prefieren tener una sucursal lo más cerca posible de su casa o trabajo. Para otros es muy importante no pagar ninguna comisión, por encima de todo. Y hay los que prefieren pagar a cambio de tener un servicio de primera – inclusive servicio a domicilio para depósitos o retiros.

Como en muchos otros aspectos de nuestras finanzas personales, es una decisión personal dependiendo de lo que sea más importante para ti en tu banco.

¿Cuál es la mejor forma de distribuir nuestro ingreso?

Depende de tu situación personal. Una persona soltera, sin hijos y sin deudas, que apenas comienza a trabajar tiene necesidades muy distintas a una que está casada, tiene tres hijos – uno de ellos bebé – y una hipoteca. Por lo mismo, gastan de manera muy diferente.

Pero además, incluso dos personas de la misma edad pueden tener gustos muy diferentes. Uno puede ser hogareño, mientras que otro necesita salir todos los fines de semana. Entonces la respuesta para cada uno de ellos es diferente. Por eso siempre digo que las finanzas personales son eso: personales.

¿Me recomiendas contratar un seguro educacional, o es mejor hacer un fondo propio?

Depende. Si tienes la disciplina, y el conocimiento financiero para hacer un fondo propio, posiblemente esta sea una mejor opción. Pero en este caso debes complementarlo con un seguro de vida, con un fideicomiso para que tus hijos tengan garantizada su educación en caso de que tú faltes.

Pero si no tienes esa disciplina o te cuesta mucho trabajo ahorrar, un seguro educacional puede ser más adecuado a tus necesidades.

¿Qué tarjeta de crédito me recomiendas?

Depende. Si la vas a utilizar correctamente y pagarás el saldo total cada mes, la tasa de interés no es importante, ya que no te afectará. En este caso busca una que te dé las mayores recompensas. También aquí la decisión es personal: si viajas mucho quizá quieras una tarjeta que te dé millas y multiplique tus beneficios (quizá una tarjeta que tenga marca compartida con la aerolínea de tu preferencia). Pero si no viajas mucho, posiblemente prefieras tener acceso a un programa de recompensas con diferentes premios, o bien una tarjeta que te dé un reembolso en efectivo de una parte de tus compras.

Si piensas pagar el mínimo, la verdad yo no te recomendaría sacar una tarjeta, ni siquiera una con tasa reducida, porque tarde o temprano caerás en la trampa de las tarjetas de crédito.

Otro elemento a considerar es la cuota anual: en algunos casos los programas de recompensas te permiten cubrirla con tus puntos, aunque también hay bancos que ofrecen paquetes que si contratas, no pagas esa anualidad. Yo no conozco tus necesidades así que no te puedo recomendar alguna en especial. Pero sí algunos criterios importantes que te permitirán tomar la decisión más adecuada a tus necesidades.

Como estos, hay muchos otros ejemplos que nos dejan ver que, efectivamente, las finanzas personales son personales.

97 Flares Buffer 36 Twitter 5 Facebook 42 LinkedIn 10 Google+ 4 Pin It Share 0 97 Flares ×