post

El Camino Menos Transitado Hace Toda la Diferencia

54 Flares Buffer 25 Twitter 9 Facebook 18 LinkedIn 0 Google+ 2 Pin It Share 0 54 Flares ×

Este post está dedicado a Carola, una querida amiga de la preparatoria quien me recordó hace unos días uno de mis poemas favoritos: The Road Not Taken, de Robert Frost, escrito en 1915. Y con ello me inspiró a escribir esta reflexión.

El título del poema “The Road Not Taken”, se podría traducir, de alguna manera, como “El Camino No Elegido”.

A lo largo de nuestra vida, siempre hay momentos en los cuales tenemos que tomar alguna decisión. Esto es parte de nuestra naturaleza como humanos.

Pero tenemos que estar conscientes de que cada cosa que elegimos tiene consecuencias (al haber varias opciones, el elegir una implica dejar las otras sobre la mesa). Esto es lo que los economistas llaman “costo de oportunidad”.

En cierto sentido, también podría decirse que cada decisión que uno toma nos abre un camino, y nos cierra otros. Y muchas veces cuando elegimos un camino no tenemos marcha atrás: no hay manera de volver.

Todo esto viene al caso, porque muchas veces como humanos tomamos decisiones sin conocer nuestras demás opciones – sin estar consciente de ellas. Y además, por otro lado, muchas tienen, desafortunadamente, implicaciones o consecuencias financieras.

Un ejemplo sencillo de todo esto puede ser una persona que pasa su vida laboral sin ahorrar un solo peso para su retiro. Pocas veces está consciente de lo que implica. Y aunque popularmente se dice “nunca es demasiado tarde para empezar”, la realidad es que muchas veces sí lo es. Y no hay manera de regresar el tiempo.

Lo que más me gusta de este poema, además del hermoso lenguaje, es el final que en lo personal me parece poderosísimo:

Dos caminos divergían en un bosque, y yo
Yo tomé el menos transitado,
Y eso ha hecho toda la diferencia.

Personalmente tengo muchos ejemplos de vida que dan cuenta de ello, y aunque suene repetitivo, lo voy a enfatizar: muchas veces he tomado el camino menos transitado y esto ha hecho una enorme diferencia.

Volvamos por un momento al mismo ejemplo que mencioné antes: la persona que pasó su vida laboral sin ahorrar para su retiro. Desafortunadamente, este es el camino más transitado no sólo en México sino en el mundo, por la falta de cultura financiera (y tantas otras carencias que tiene gran parte de la población).

Pero también el camino más transitado es:

En fin, hay muchísimos más ejemplos de ello, pero lo importante es entender que nosotros somos los que tomamos las decisiones, y nosotros podemos hacer la diferencia en nuestra vida.

Por ello es muy importante promover cultura financiera en nuestro país, y por ello me he dedicado a poner mi granito de arena para lograrlo.

Para terminar esta nota, a continuación transcribo el hermosísimo poema The Road Not Taken, de Robert Frost, completo y en su idioma original. También me arriesgo a incluir enseguida una traducción al español, como un servicio a mis lectores que no hablan inglés, la cual puede estar sujeta a muchas críticas pero es mi mejor esfuerzo.

The Road Not Taken
By Robert Frost

Two roads diverged in a yellow wood,
And sorry I could not travel both
And be one traveler, long I stood
And looked down one as far as I could
To where it bent in the undergrowth.

Then took the other, as just as fair,
And having perhaps the better claim,
Because it was grassy and wanted wear;
Though as for that the passing there
Had worn them really about the same.

And both that morning equally lay
In leaves no step had trodden black.
Oh, I kept the first for another day!
Yet knowing how way leads on to way,
I doubted if I should ever come back.

I shall be telling this with a sigh
Somewhere ages and ages hence:
Two roads diverged in a wood, and I–
I took the one less traveled by,
And that has made all the difference.

El Camino No Elegido
Por Robert Frost

Dos caminos divergían en un bosque amarillo,
Y con pesar al no poder viajar por ambos
Siendo un solo viajero, largo tiempo me detuve
Mirando uno de ellos tan lejos como pude
Hasta donde se perdía entre la maleza.

Entonces tomé el otro, también ameno y llano,
Y dotado quizás de mayor atractivo,
Por su pasto tupido que pedía ser hollado,
Aún cuando los que por allí pasaran
a los dos hubieran desgastado por igual.

Y ambos esa mañana yacían igualmente
Con hojas que ningún pisada había ennegrecido.
¡Oh, dejé el primero para otro día!
Aunque sabiendo cómo el camino nos guía
Dudé si algún día debía regresar.

Debo estar diciendo esto con un suspiro
En algún lugar, dentro de muchos años:
Dos caminos divergían en un bosque, y yo
Yo tomé el menos transitado,
Y eso ha hecho toda la diferencia.

54 Flares Buffer 25 Twitter 9 Facebook 18 LinkedIn 0 Google+ 2 Pin It Share 0 54 Flares ×